Pablo López, Electromecánico de Astorauto Experto en sistemas de climatización, nos muestra el nuevo refrigerante R1234yf, que desde el 1 de enero de 2018 es obligatorio para todos los fabricantes de vehículos y en todos los coches fabricados para el mercado Europeo.

Este gas es el sustituto del anterior gas utilizado, el R134a y es totalmente distinto, no debiendo mezclarse.

Por ello, debemos de tener cuidado en quien hace reparaciones en nuestro vehículo en el sistema de aire acondicionado, ya que puede contaminar nuestro gas al mezclarlo con el antiguo y provocar serias averías en el sistema.

El nuevo gas R1234yf es un gas inflamable y debe guardarse como se indica en los reglamentos aplicables a estos gases y por personal cualificado.

¿Por qué es mejor el nuevo gas R1234yf? ¿Cuáles son sus ventajas respecto al anterior gas R134a?

Una de sus principales mejoras del nuevo refrigerante, es que tiene un índice de eficiencia energética de 4, frente a los niveles de su predecesor que se situaban en 1,4 o lo que es lo mismo, contamina mucho menos.

Este nuevo gas tiene unas menores emisiones directas de gases de efecto invernadero que los sistemas con R134a. De esta manera reduce de manera significativa la huella de carbono de los sistemas de refrigeración a lo largo de su ciclo de vida. Esta alternativa de bajo potencial contaminante ha sido exhaustivamente probada y ha resultado ser una solución fiable y económicamente rentable. La sustitución de refrigerante R134a por el nuevo R1234yf es uno de los principales cambios establecidos por la comisión Europea para disminuir las emisiones contaminantes de los vehículos.

Desde su entrada en vigor, todos los automóviles de nueva fabricación con un peso inferior a 3,5 toneladas llevan instalado por ley un sistema de climatización con este gas fluorado.

Pablo López nos recuerda que el R1234yf empezó a utilizarse en 2013, pero todavía no había terminado la producción, por lo que no se disponía de suficiente gas para llenar todos los vehículos al mismo tiempo. Cuando se lanza un refrigerante nuevo, también se necesitan las herramientas y los sistemas para manipularlo. Además, los gases nuevos tienen que probarse en condiciones reales durante tres años para que se aprueben en Europa. Como R1234yf se aprobó en 2008, los proveedores de equipos de A/A primero tuvieron que desarrollar las herramientas para utilizar el refrigerante, porque al ser inflamable necesitaban máquinas nuevas con etiquetado diferente.

Actualmente disponemos de la formación, las herramientas, él personal y los medios necesarios para manipular correctamente los sistemas de climatización actuales para que el vehículo no sufra ningún daño durante los trabajos a realizar.

 

¿Qué coste tiene una carga de gas con el nuevo refrigerante R1234yf?

El precio del nuevo gas R1234yf oscila en función de la cantidad de gas que se le ponga al vehículo, pero el precio medio de una carga de gas es ligeramente más elevado que el de R134a, generalmente unos 170 euros aproximadamente.

Esperamos que esta información os haya sido útil.